Tendencias de primavera para que los niños se vayan de fiesta

Con la primavera a la vuelta de la esquina llega también la época de celebraciones: desde amigos y primos que celebran con ilusión la Primera Comunión, a la primera ‘boda de verdad’ a la que acuden los niños, y que suele ser igual de especial tanto tienen un papel destacado en la ceremonia como si asisten como pequeños convidados a los que hay que tratar con especial mimo y cariño. Los ‘peques’ suelen vestirse de lo más elegantes en este tipo de ocasiones especiales, sobre todo si van vestidos de ceremonia, aunque a veces un vestido de verano y un traje solucionan el interrogante de qué ponerles cuando se acerca alguna de estas fechas importantes.

Para las niñas, la primavera 2016 viene pintada de color de limón y coral, especialmente en la coleccion de vestidos verano 2017 con estampados de flores, que en casi todas las propuestas de la temporada se complementan con coronas de flores naturales en el pelo, con detalles tropicales y silvestres, y acabados muy fresquitos como las blondas y los tejidos troquelados. Amarillas son, por ejemplo, las propuestas de Foque y La Casita de Martina: el color del sol se convierte en el centro de sus vestidos verano e invierno y trajes, combinados con un blanco brillante y alguna que otra pieza en gris ratón muy suave, tanto para príncipes como princesas. Una americana amarilla con un pantalón chino blanco y camisa de cuadros vichy; una camisola con manguitas recogidas con botón, también en blanco, con pantalones cortos en gris; o los minivestidos de frunces que mezclan los tres elementos (blanco amarillo y vichy), con bordados en forma de flores y falditas plisadas.

Entre las opciones para niña destacan las de la firma portuguesa Lion of Porches, que aprovecha los motivos de flores para mezclarlos con turquesas y tonos pastel en color azul, buscando un efecto más silvestre que los anteriores gracias a los colores de los ramilletes, que mezclan salmones, azules y hojitas de color menta. José Varón recupera el look marinero para los niños, alejándolo eso sí de las prendas de ceremonia que normalmente dominan los atuendos de Primera Comunión de los chicos, con camisas y camisetas de rayas horizontales en colores claros, más desenfadadas de lo habitual, americanas con mangas remangadas, divertidos botones blancos y shorts.

Las flores aparecen en casi todas las colecciones de la temporada, tanto en las especializadas en vestuario de fiesta para niños como las propuestas ‘mini’ de primavera del pret-à-porter y el low-cost. Estas prendas, de cortes y estampados sencillos, ceden el peso del color a los complementos, como las bailarinas metalizadas o de charol en colores plateado, oro, negro y rojo: funcionan por ejemplo con la selección de vestidos de verano para niña de Zara, donde encontramos varios trajes infantiles con estampados de flores ‘de verdad’ en diseños muy gráficos sobre algodón, y también otros en tejidos más suntuosos como el jacquard, a menudo incorporando detalles en menta y carmín sobre blanco.


Las flores son también el centro de atención de las propuestas de ceremonia y fiesta de El Corte Inglés, desde la firma española TIZZAS hasta Tommy Hilfiger, y combinan de maravilla con algunas de las prendas de punto en rojo o azulón que integran la selección de complementos. El rojo, junto con el amarillo, también se cuela entre los colores estrella para niña de la temporada, especialmente en las prendas de punti y en un diseño de manga corta ranglan y cuello redondo con falda de volantes y jaretas, de TIZZAS. Los complementos: desde unos Mary-Janes de charol con hebilla, a la clásica bailarina metaliza, con un twist en color oro rosa. Para ellos: camisas de rayas con estampado bicolor, trajes de lino en colores de verano como el azul muy clarito, y chalecos y americanas en beis, con los botones en contraste.

Entre las firmas low-cost hemos encontrado una de las sorpresas de la temporada: H&M cede mucho mas peso a la línea de niño que a la de niña, algo poco usal entre las firmas que dividen sus colecciones, y que suelen decantarse por dar más protagonismo a las princesas de la casa. Los chicos tienen mucho donde elegir, porque la línea incorpora juegos de pantalones, americanas, chalecos y camisas en colores 100% veraniegos, del azul claro con efecto jaspeado, al los más clásicos gris o beis. Las prendas, admemás, son tanto de sarga como de algodón, e incluso añaden a su seleción elegantes camisas de cuello inglés con pajarita incluida, para que los pequeños de la casa sean al mismo tiempo los más elegantes de la fiesta.

Patricio

Next Post

Ingresos por turismo en San Martín de los Andes fueron US$ 35 millones en verano

sáb Nov 26 , 2016
Según los informes relevados en la encuesta estival, San Martín de los Andes registró un promedio de ocupación superior al 90% durante enero y febrero, alcanzando el 100% de las plazas ocupadas durante varios pasajes del verano y una estadía promedio de 6 días. La provincia de Buenos Aires volvió […]

You May Like