Cómo elegir el colchón perfecto

Primeras preguntas para elegir el colchón perfecto
¿De muelles o de látex? ¿Blando o duro? ¿De qué tamaño? Cuando se trata de elegir el colchón perfecto nos surgen muchas dudas. No es una elección que podamos hacer a la ligera, ya que estamos hablando de cuidar nuestro descanso y nuestra espalda para disfrutar de una vida más saludable.

¿En qué postura duermes? Si sueles dormir boca arriba debes escoger un colchón más duro para que tu cuerpo no se hunda demasiado, mientras que si duermes de lado, lo ideal es un colchón menos firme para que tu hombro se hunda levemente. ¿Duermes boca abajo? Entonces te conviene una firmeza media.

¿Pasas calor y te mueves mucho? Si eres de los que tiene mucho movimiento durante el sueño, un colchón firme es ideal ya que te permite darte la vuelta y moverte con facilidad. Si pasas mucho calor por la noche, te convienen los colchones de muelles porque son más frescos, mientras que si eres friolero te recomendamos los de espuma, látex o material viscoelástico.

¿Cuánto pesas? Las personas más ligeras necesitarían un colchón flexible para que su peso se reparta mejor. Si pesas más, entonces lo que más te convendría es un colchón firme con buena sujeción.

¿Y si soy alérgico al polvo? Lo ideal es un colchón de espuma o de látex ya que son fáciles de limpiar. Por supuesto, si eres alérgico a este material tus opciones se reducen a un colchón de espuma o muelles.

¿Qué material me conviene?
Ya hace años que dejamos atrás esos colchones de lana mullidos de las abuelas de los que era imposible levantarse porque uno se quedaba, literalmente, engullido. Hoy en día encontramos diferentes materiales y opciones que nos ofrecen colchones mullidos, que no se deforman y que se adaptan perfectamente a la curvatura de nuestra columna. Los materiales más comunes son:

–De muelles. Firmes, elásticos y de buena transpiración. Los encontramos con muelles independientes o embolsados. Suelen tener diferentes grados de firmeza lo que asegura una buena amortiguación y elasticidad. Ventaja: buen apoyo para la espalda. Desventaja: donde hay más peso, los muelles ceden y se hunden hacia el centro.

–De espuma de poliuretano. Están hechos de este material, burbujas de aire y una funda para cubrirlo. Es ideal para niños o camas de invitados, donde no duerman personas con mucho peso o de forma esporádica. Ventaja: aísla muy bien el calor. Desventaja: pierde firmeza enseguida. Para obtener un buen resultado, el colchón debe tener una densidad mínima de espuma de 25 Kg/m³, y un espesor variable de 18 a 20 cm.westwing-colchon-perfecto2

–De látex. Se trata del material más natural (proviene de la resina del árbol del caucho), son higiénicos, no pierden elasticidad y se adaptan a la perfección a nuestros movimientos. Deben tener al menos cinco zonas de firmeza diferenciadas. Ventaja: la comodidad. Desventaja: su coste es mayor que el de otros colchones.

–De viscolátex: está hecho de un material que “tiene memoria” por lo que se adapta perfectamente a nuestro cuerpo. Es suave y da sensación de ingravidez por lo que el descanso suele ser mejor. Ventaja: es higiénico. Desventaja: solo se pueden usar con un sommier de lamas de madera.

Los cuidados de nuestro colchón
Una vez que tenemos nuestro colchón es conveniente que le apliquemos algunos cuidados para que se mantenga limpio y con la misma firmeza.

1. Buena ventilación: no hagas la cama nada más levantarte, abre la ventana y ventila la habitación durante unos minutos. De esta manera tu colchón ganará años de vida.

2. Ropa de cama: Lo ideal es contar siempre con una funda para el colchón, ya que se mantendrá perfecto por más tiempo. Lava las sábanas y colchas con frecuencia para asegurarte de eliminar los ácaros y prevenir alergias.

3. Dale la vuelta al colchón una vez cada tres meses para evitar que se deforme.

4. Cambia el colchón cada diez años. Pasado este tiempo, aunque tenga buena apariencia, habrá perdido algo de firmeza y tendrá alguna deformación. Al cambiarlo procura seguir todos estos consejos para que se convierta en una tarea de lo más sencilla.

Tag: almohada

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *